1) Comprobar que el tiro de la chimenea esté abierto.

2) Si hace tiempo que no encendemos la chimenea, lo mejor es colocar un papel de periódico por le tiro y lo encenderemos. Si está sucia, lo mejor es deshollinarla para eliminar los restos de hollín con el Tronco Deshollinador de OKFUEGO.

3) Poner la leña de pino y encenderla con Pastillas de Encendido OKFUEGO.

4) Una vez la llama esté viva, añadimos más combustible, del tipo leña, briquetas,…

En este punto ya sólo deberemos estar pendientes de añadir combustible cuando sea necesario.